fbpx

Habilidades Blandas: Un nuevo protagonista a la hora de reclutar

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp

Ya está más que claro que las habilidades blandas tienen un peso cada vez mayor a la hora de hacer contrataciones. De hecho, la tendencia apunta a que las habilidades blandas pesen más en el proceso de decisión. Si bien todos tenemos nociones, ¿sabes qué son las habilidades duras y blandas y por qué son importantes?

Habilidades Duras

Son también conocidas como habilidades técnicas. Entre ellas se encuentran todas aquellas habilidades que se asocian con el conocimiento académico durante el desempeño de determinadas funciones. Son el resultado de diplomados, cursos suplementarios, capacitaciones, MBA, doctorados, y más. Dentro de este gran grupo, también se encuentran las habilidades idiomáticas, es decir el manejo de idiomas en sus diferentes niveles y, finalmente, las habilidades ofimáticas, que tienen que ver con si sabemos usar ciertos programas o softwares.

Habilidades Blandas

Son aquellas que tienen que ver con estilos comportamentales, habilidades interpersonales y el reconocimiento y gestión de las emociones. Es todo aquello que te hace “tú”, no por ello, genético. Mucha gente piensa que las habilidades blandas son el resultado de una lotería genética, pero en realidad, uno puede trabajar desde el autoconocimiento en cerrar brechas que los ayuden a desempeñarse mejor laboralmente. Las habilidades más destacadas y buscadas por las empresas son: Persuasión, motivación, empatía, adaptación al cambio, asertividad, entre otras.

¿Por qué son consideradas por las empresas?

Si bien las habilidades duras son necesarias para cualquier posición, los reclutadores están seleccionando cada vez más en base a habilidades blandas. Esto se debe a que las habilidades duras son más fáciles de enseñar y transmitir que las blandas específicas para una posición. 

Por otro lado, en un entorno de tanto cambio, como el actual, el conocimiento es pasajero y se renueva con una velocidad sin precedentes, es por ello que la formación académica de tu pasado, si bien es importante, no se compara con tu habilidad de auto aprendizaje y curiosidad.  

A partir de este contexto nace Wiico, una startup peruana que mide el nivel de compatibilidad entre talentos y puestos de trabajo. ¿Cómo lo hacemos? Hemos desarrollado un algoritmo que predice una relación laboral exitosa, basándose principalmente en las habilidades blandas del talento y también sus intereses profesionales.

Si estás en busca de trabajo o de lo contrario, buscas talento, empieza a hacerlo con nosotros. Mira toda la información AQUÍ

Quiero Participar